lunes, 16 de julio de 2012

¿Cuánto cuestan los servicios sanitarios?

¿Cuánto cuestan los servicios sanitarios?
Según los precios públicos del Instituto Catalán de la Salud, una visita al médico de cabecera cuesta unos 40 euros

Salud sólo informa del precio de los fármacos
Durante el último año y medio, los gobiernos-catalán y español-han justificado los recortes sanitarias con dos grandes argumentos.
El primero es que los recursos se han reducido drásticamente y que, por tanto, no se puede gastar más de lo que ingresa, menos aún cuando la deuda ahoga. El segundo apunta a la ciudadanía, a quien, de forma más o menos directa, se ha responsabilizado de haber abusado o hecho un mal uso de los servicios sanitarios durante los años de bonanza y de tener poca conciencia de su coste.
Lo cierto, sin embargo, es que los ciudadanos tienen pocos medios para conocer y valorar lo que cuestan los servicios sanitarios públicos. Desde la administración tampoco se ha hecho demasiado pedagogía, salvo experiencias puntuales y de poca duración.
Actualmente, la única información que reciben los usuarios en cuanto a lo que cuestan las prestaciones sanitarias es la que aparece en las recetas de medicamentos, donde se indica el precio del tratamiento y la cantidad que deben aportar.
Tal y como está organizado el sistema sanitario, no es nada fácil llegar a saber qué tendríamos que pagar a un centro público para una radiografía, una operación de cataratas o una visita en caso de que no estuviéramos asegurados por el CatSalut.
Una manera de hacerse una idea es consultar el orden
de precios públicos del Instituto Catalán de la Salud (ICS), que recoge una larga lista de procedimientos y tarifas que, según el subdirector del CatSalut, Francesc Brosa, "reflejan precios reales, comparables a los del sector privado".
Los precios públicos del ICS-entidad que gestiona el 80% de la atención primaria y ocho grandes hospitales catalanes-son las tarifas que los centros deberían cobrar a los pacientes que no están cubiertos por el CatSalut, por ejemplo, a extranjeros que provienen de países que no tienen convenio con el Estado español en cuanto a cobertura sanitaria.
Estas tarifas también son las que han de facturar a los países correspondientes en el caso de pacientes extranjeros con convenio de asistencia. En este listado aparece desde el precio de una visita de atención primaria (40 euros) al de un trasplante cardíaco (120.228 euros).
Según Francesc Brosa, "en general, hay poca conciencia de lo que cuestan las intervenciones en salud", pero admite que para la administración es difícil dar esta información a los usuarios, más allá de los medicamentos.
De hecho, el CatSalut no dispone de esta información, ya que los hospitales no le pasan la factura de los servicios concretos que han prestado a cada paciente.
Para simplificar el proceso, el CatSalut contrata anualmente a cada centro un número determinado de altas (ingresos), visitas, pruebas, etc., Que se pagan a un mismo precio, calculado en función de los medios de que dispone cada centro y del grado de complejidad de las patologías que atiende.
Es decir, que el CatSalut paga lo mismo a un hospital para un paciente operado de apendicitis que por otro
que ha sufrido un infarto.
Si se cobrara a precio real, en general, los ingresos con cirugía serían los más caros, ya que una sala de operaciones requiere mucho personal y alta tecnología.
Por otra parte, los primeros días de ingreso también serían más caros que el resto, ya que son los que concentran más pruebas y las operaciones.

70 por ciento del coste de funcionamiento de los centros sanitarios corresponde a recursos humanos, según el CatSalut.

8685 millones de euros es el presupuesto de Salud del 2012.
Más del 75% se destina a la prestación de servicios y el 19% a fármacos.

Los CAP empiezan a cobrar con tarjeta a turistas
Los centros de atención primaria del Instituto Catalán de la Salud (ICS), que son el 80% de la red, han recibido instrucciones de cumplir con el deber de cobrar las visitas y prestaciones a los turistas que no estén cubiertos por convenios de 'seguro sanitario con el Estado español. Ya se han empezado a instalar datáfonos en los CAP para poder pasar tarjetas de crédito, según explicó a Europa Press el gerente de compra y evaluación de servicios del CatSalut, Josep Maria Argimon.
El ICS acaba de actualizar sus precios públicos (no lo hacía desde 2005) y, según Argimón, se adecuan al mercado. Después del verano, se hará balance de la facturación, que se hará, preferiblemente, con tarjeta para evitar fomentar la circulación de dinero.
Aparte de la atención a turistas que no están cubiertos por convenios, los CAP también tienen la obligación de cobrar a los ciudadanos catalanes por servicios que no están incluidos en la cartera de servicios, como, por ejemplo, la administración de una vacuna no prevista en el calendario obligatorio (aunque esta práctica es poco frecuente y normalmente los pacientes recurren a consultas privadas).
También se han de cobrar las emisiones de certificados médicos (20 euros), una prueba de detección de alcoholemia (70 euros) o una copia en soporte digital de una prueba de imagen (10 euros).
El ICS también tiene la obligación de facturar a las mutuas cuando atiende accidentados de trabajo o tráfico, pero lo hace a través de convenios específicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada